divendres, 25 d’agost de 2017

John Dowland: un músico saturnino en la corte de Elizabeth I, la Reina Virgen

John Dowland: un músico saturnino en la corte de Elizabeth I, la Reina Virgen

What poor astronomers are they
take women's eyes for stars,
and set their thoughts in battle 'ray,
to fight such idle wars,
when in the end they shall approve
'tis but a jest drawn out of love.
           John Dowland  (What poor astronomers are they)

For me, it's music of self-reflection, which leads to melancholy, which is different from depression. Depression is a terrible, clinical disease, where melancholy is actually a beautiful, useful emotion. 
                 Sting (sobre la musica de John Dowland en el disco Songs from the Labyrinth)


John Dowland fue un compositor y laudista británico de gran talento y un peculiar sentido musical para lograr emociones profundas en sus oyentes. Saturno es el planeta asociado a la depresión y los negros pensamientos, así como a la disciplina, el esfuerzo, la constancia y la maestría, y que rige a Capricornio, que era el signo solar de John Dowland. La nigredo es la etapa alquímica asociada a Saturno. Y ese viaje por el laberinto en la búsqueda del tesoro guardado por el Minotauro tiene en la música un hilo mágico que ayuda al héroe a descender al Infierno y volver con el oro alquímico, el Opus Magnus, la piedra filosofal de su existencia. Dowland fue un buceador del alma humana, cuyas teclas conocía bien a través de su música, no siempre del agrado de los poderosos a los que iba dirigida. Han sido otros artistas quienes han visto en Dowland un genio avanzado a su tiempo y se han adentrado en su laberinto, sácando de él grandes inspiraciones para sus obras.

Sting tocando un archilaud
Que Dowland es uno de los laudistas más conocidos de la música renacentista, a raíz de la difusión que el artista de Newcastle conocido como Sting (Gordon M. T. Sumner) le hizo al crear un disco sobre su obra (Songs from the Labyrint), parece un hecho demostrable. Evidentemente, esto no es así para los que conocen la musica clásica e antigua, incluso podría parecer un insulto a la obra del genial laudista británico.
Ambos comparten un Saturno fuerte en aspecto con el Sol. Sting en conjunción (nació el 2 de octubre de 1951 en Wallsend a la 1:30 AM) y Dowland en oposición. La fecha de nacimiento de Dowland es el 2 de enero de 1563 y nació probablemente en Londres, aunque algunos digan que fue en Dublín. Una de las características de Dowland como compositor es su capacidad de evocar la melancolía, la tristeza más profunda. Y cualquier aficionado a la música antigua sabe que su lema, y que lleva por nombre una de sus composiciones fue: Semper Dowland, semper dolens (Siempre Dowland, siempre doliente). Y Dowland reune las características de una oposición Sol-Saturno, un aspecto disonante y que promueve la melancolía, los sufrimentos materiales y espirituales, el pesimismo y a la vez fue el aspecto de grandes astrólogos clásicos y modernos como William Lilly. En esa corte isabelina se hicieron un lugar astrólogos famosos como John Dee y otros  o sea que el ambiente astrológico no le debió ser ajeno a Dowland ya que tiene, como veremos una canción dedicada a ellos. 

 Se da el caso que Edin Karamazov, el virtuoso laudista que acompañó Sting en esta  extravagante
Horóscopo de consolación de
John Dowland
aventura decía irónicamente que él era el mejor laudista del mundo, pero no el más famoso que era Sting. Esta broma entre ambos explica la peculiar relación de dos personajes que se encontraron anteriormente. Karamazov explica que Sting contactó con él para proponerle la revisión de la obra de Dowland en clave más contemporánea -en cuanto a técnica vocal- y que él le comento al musico inglés que ya una vez su mujer había rechazado trabajar para los Sumner amenizando una velada del musico inglés en su casa años atrás. Karamazov no había querido el papel de juglar y bufón en una fiesta de nuevos ricos. Prefería tocar Bach solo. Ambos tienen un carácter fuerte y quizás por eso el disco de Sting suena tan bien y resiste el paso de los años. Eso y la genial obra de Dowland que una vez escuchada no puede pasar desapercibida para nadie. O le amas o lo evitas. La reina Elizabeth I, no fue seducida por el talento de Dowland -quizás por razones políticas ya que dicen su conversión al catolicismo no era del gusto de la protestante Reina Virgen- quien siempre aspiró a un lugar en la corte isabelina. Quizás era demasiado profunda y triste. Lo lograría más tarde en tiempos de Jacobo I de la dinastía Estuardo. 

Sin entrar en términos técnicos sus obras transmiten una cierta desazón sobre el amor. Cierto es que ese era un tópico de la época, pero solo si se ha vivido personalmente una experiencia, se es capaz de expresarla de tal forma que puede llegar a los demás universalmente y durante siglos. Y Dowland ha llegado a la actualidad con mucho vigor. Su musica ha envejecido muy bien. Sting dice de él que fue: "John Dowland was our first alienated singer/songwriter" y  "A totally conflicted man but a genius musician. We're just following in his footsteps." Sting captó perfectamente el aire melancólico de Dowland, músico de cabecera de escritores como Philip K. Dick, autor de Sueñan los androides con ovejas eléctricas (Blade Runner). Como puede verse en este trío de vídeos la música de Dowland es muy emotiva y aunque tiene composiciones alegres como Come Again en general está más cerca de la trizteza y su talento derrocha genio, atisbos de locura y melancolía. Ha sido interpretado de muchas maneras a lo largo de la historia, pero quizás sea por la aportación de Sting, un músico pop fuera del ámbito clásico y clacisista, que haya llegado a millones de personas que  de otra manera no lo habrían conocido. Otros títulos como Flow my tears, Fortune is my foe o Melancholly Galiard hablan por sí solos. 





Un aspecto que llama la atención de Dowland es esa conjunción de Venus y Plutón. Y aunque ese aspecto, como tantos otros no puede analizarse en solitario pues hay otros aspectos y la distribución de casas (desconocemos la hora de nacimiento y por tanto su ascendente) que pueden moderarlo o acentuarlo citemos a Segundo Ruiz sobre este aspecto natal:

 Favorece el desencadenamiento de grandes obsesiones sentimentales junto a un intenso erotismo que domina al nativo. Estas personas suelen poseer un potente magnetismo personal, unido a un acusado erotismo. Sufrirán profundas vivencias y muerte y renacimiento en su vida sentimental y poderosas crisis emocionales transformadoras. Con frecuencia se valdrán de grandes y complicadas intrigas y maquinaciones para conseguir y conservar el amor deseado. Son naturalezas pasionales, que necesitan abundantes y continuas muestras de afecto y una constante atención. Pero, al mismo tiempo, para conseguirlo, tienen una habilidad innata para manipular a las personas que los rodean. El problema es que, aunque por fuer se muestran prepotentes y seguros de sí mismos, en su interior son mucho más vulnerables e inseguros.

    Poderosos instintos dominan totalmente su personalidad: celos, posesión, exclusividad; son personas a las que les gustaría encerrar o encadenar a su pareja para que no se les escapase. Pueden embarcarse en relaciones sumamente profundas, intensas y muy opresivas. Su vida amorosa y sexual va acompañada y sazonada de un fuerte toque dramático: se sacrifica o da la vida por el ser amado. Lo cierto es que, de algún modo, siempre se las ingenian para que todos esten pendientes de ellos, y sabrán mostrarse sumamente cautivadores cuando les interese. En los casos más negativos se verán empujados a relaciones realmente sórdidas, tortuosas o muy destructivas. También pueden verse envueltos en complicados y peligrosos triángulos amorosos. Siempre se enamoran de un modo apasionado y obsesivo, pero a menudo no son correspondidos o su amor es inalcanzable. Esconden ante los demás sus emociones y sentimientos, mostrando una apariencia normal, a veces incluso fría, cuando en su interior se agita un volcán de ardientes pasiones. Poseen un gran erotismo y poseen una enorme energía sexual. 

Estas personas saben que la belleza y sexo pueden ser armas de poder y por ello se esforzarán por cuidar su apariencia. Así mismo, ven el dinero como otra importante arma de poder, que indirectamente ayuda a encontrar el amor. Se sienten muy atraídos por quienes tienen dinero o poder y también por todo lo que está prohibido o es tabú; cuando más prohibido más le atrae.  Estos nativos precipitan grandes crisis, conflictos y estallidos emocionales en sus relaciones íntimas, y pueden mantener obsesivamente una relación aunque ésta esté llena de tensiones destructivas y lo sensato sea dejarla. Establecen siempre lazos de dependencia, ya sea por cuestiones de belleza, poder o dinero.


Que Dowland dependió del dinero de los poderosos y de su mecenazgo es algo que puede ser una causalidad, pues el artista no era autosuficiente ya que no tenia un "mercado comercial" al que dirigir su obra y dependió, hasta la figura de Beethoven, de las cortes nobles toda su vida. Escuchemos ahora In darkness let me dwell, una de las más bellas canciones escritas en lengua inglesa, basada en una obra homónima de otro autor John Cooper. Es fascinantemente oscura a nivel musical y lírica. El video de Sting recrea muy bien la atmósfera de la composición.


Esa conjunción está en cuadratura a Marte, lo que implica dificultad en esas relaciones que demandan tanta atención y profundidad y en las que hay un anhelo de dependencia y de seguridad. Escuchemos la canción Can she excuse my wrongs donde el amante se lamenta de como el amor se puede convertir en abuso y ser infructuoso, no dar frutos ni enderezarnos. Hay en John Dowland un llanto perpetuo sobre la imposibilidad del amor. Algo que parece ser más que un tropo literario en su caso, sino la expresión de algo más profundo, proveniente de su mundo interno. Una de las estrofas de la canción dice:

Wilt thou be thus abused still 
Seeing that she will right thee never? 
If thou cans't not o'ercome her will 
Thy love will be thus fruitless ever 



  Fíjemonos en su letra donde parece criticar a los astrónomos/astrólogos llamada  What poor astronomers are they :

But yet it is a sport to see
how wit will run on wheels,
while will cannot persuaded be,
with that which reason feels;
that women's eyes and stars are odd,
and Love is but a feigned god.

But such as will run mad with will,
I cannot clear their sight,
but leave them to their study still,
to look where is no light.
'Till them too late we make them try,
they study false astronomy!

La enigmática lírica de la obra no permite sacar mucho en claro. Pero si que parece que diga algo parecido a que los enamorados confunden los ojos de las mujeres por estrellas y las estudian como si fueran astrónomos.para caer en una falsa astronomía No podemos saber si estaba criticando a la ciencia de las estrellas o la utiliza de forma metafórica para hacer un chiste sobre la locura que embriaga a los enamorados en su pasión. En todo caso es evidente que la oposición Sol-Saturno y la conjunción Venus-Plutón en cuadratura a Marte pueden verse reflejadas en su obra musical y lírica. Y que ese pesimismo, fatalismo romántico y melancolía se  convirtieron en marca de la casa de su arte y que ese arte le sobrevivió a él. Y su figura ha sido rescatada una y otra vez por miles de aficionados a la música antigua. 






diumenge, 20 d’agost de 2017

Correspondencia entre los planetas de la antigua Mesopotamia y la astronomía grecoromana

Correspondencia entre los planetas de la antigua Mesopotamia y la astronomía grecoromana


Probable representación de Ishtar
o su hermana Ereshkigal
En el libro sobre la historia de la astrología desde los inicios hasta la actualidad Kocku von Stuckrad desgrana  la evolución de la ciencia de los astros. En la página 55 explica la correspondencia de los planetas en la antigua Babilonia con los nombres griegos. Según el autor que en Mesopotamia los antiguos sacerdotes se ocupaban del desarrollo de la astronomía y la astrología, en ese momento una sola disciplina hasta los tiempos de Kepler, "el último astrologo". Kepler fue un hombre que era demasiado matemático para los astrólogos de su tiempo, y demasiado astrólogo y platónico para los historiadores de la ciencia. Y su figura sigue siendo incómoda para la Ciencia actual que ve en la astrología una hija loca de una madre cuerda, según la célebre definición del filósofo Voltaire. 
     Stuckrad nos cuenta que los antiguos mesopotámicos tenían la siguiente correspondencia planetaria aunque parece que no adoraban los planetas como dioses sino como sus estrellas:


Tiamat y Marduk
  • Sol-Shamash, hijo de Anu el Dios supremo y creador de todas las estrellas.
  •  Luna-Sin, el dios lunar. 
  • Venus-Isthar, Inanna (sumeria) o Astarté (para los fenicios y figura que algunos mitólogos asocian a Lilith). Ishtar era hermana de Ereshkigal,  la esposa de Nergal, señora del Averno y análoga a la Perséfona griega. No era una diosa del matrimonio sino del amor y el deseo, el contacto carnal. Era asociada al símbolo de la estrella de 8 puntas. El culto a Isthar fue llevado por los comerciantes probablemente a grecia del que tenemos notícia por Heródoto, el padre de la historia. 
  • Júpiter-Marduk (la ascensión de Marduk, el hijo que derrota al monstruo Tiamat, asociado al Caos de las fuerzas primordiales femeninas y matriarcales, y al que se le asoció al poder divino. Por tanto Júpiter quedó ligado a características propias del posterior Zeus griego, como la abundancia y la buena suerte).
  • Mercurio-Nabu (el hijo de Marduk). El dios tutelar de la escritura y que fue asociado por los griegos tanto a Apolo como a Hermes. Recordemos que Mercurio rige a Géminis y este es un signo asociado a la palabra, y sobretodo la palabra escrita. En Egipto Antiguo está asociado a los escribas que en el mes de junio tomaban nota de las cosechas del año en el Nilo. 
  • Marte-Nergal, deidad guerrera, dios del Averno y portador de desgracias. 
  • Saturno- Ninurta, dios de la tormenta y la caza. Era el más lento de los planetas visibles y considerado como un "Sol cansado" por los babilonios. Tenía conotaciones relacionadas con la justícia y el orden, lo que actualmente identificamos con los límites de lo saturnino, no las connotaciones maléficas de tiempos posteriores. 
Marduk y el dragón
en un sello babilónico
El frágil equilibrio entre este orden arquetípico que los sacerdotes administraban, en una sociedad muy jerárquica, era algo que obligaba a la casta de los templos a satisfacer a los reyes con augurios positivos (aunque muchas veces no era posible) y se creaba una dinámica y compleja relación entre política, religión y opinión pública. Como explica Stuckard este conflicto se puede palpar de nuevo en el Renacimiento cuando la lucha entre las facciones del Cristianismo, la Iglesia y la ciencia que convierten Europa en un campo de batalla donde los astros eran invocados por unos y por otros, suscitando tanto el desprecio de algunos y la adoración de las masas, aunque solo unos pocos, como se quejaba Kepler, eran capaces de comprender el entramado de la naturaleza del mundo, del cielo y la tierra. Por lo que los temas catastróficos, tan en boga en tiempos de astrólogos como Nostradamus fueran herramientas de control del orden público. 




dimarts, 4 de juliol de 2017

Camarón de la Isla y Paco de Lucía, Urano y Saturno (aproximación a una sinastría)

Camarón de la Isla y Paco de Lucía, Urano y Saturno (aproximación a una sinastría)

“Como dicen, fue el encuentro de Urano con Saturno. En gran medida Paco fue el ventrílocuo de Camarón y Camarón le sacó a Paco el cantaor que llevaba dentro. Es frívolo plantear quién de los dos sacaba ventaja a quién”
Juan José Téllez, biógrafo de Paco de Lucía

"Vivo solo de ilusiones y fantasías inalcanzables, lo mismo que una vela que se consume lentamente"
José Monge Cruz "Camarón de la Isla

Paco y Camarón, monta tanto
Se cumple estos días el 25 aniversario de la muerte de Camarón en Badalona un 2 de julio de 1992. Para los que no han mamado el flamenco desde la cuna, que es mi caso, Camarón representa junto a Paco de Lucía la puerta de entrada a un mundo tan antiguo, immemorial como familiar. Cuando uno escucha a Camarón pueden suceder muchas cosas. La guitarra siempre ha sido más fácil de escuchar porque es menos jonda, más impersonal. Aunque guitarristas como Paco de Lucía, Paco Cepero o Moraíto tengan un toque personalísimo. Pero cuando canta Camarón la guitarra calla. Calla para escuchar una voz irrepetible, la voz que como decía Paco era de hombre y mujer a la vez. Quizás porqué Camarón, como muchos otros, había oído el cante fraguero de su padre y los cantes canasteros de su madre, había aprendido con Caracol, con La Perla, y todas esas mezclas hicieron de él una esponja que todo lo absorbía y que todo lo proyectaba en un cante único que traspasó las fronteras de lo flamenco para llegar al gran público. 
       Tubo a grandes guitarristas como tocaores (Cepero, Tomatito, Amigo, pero fue Paco con quién llego a lo más alto a nivel profesional). Camarón era Urano, el genio, a pesar que negaba tener ese genio, y Paco era Saturno, la disciplina, el método, la voluntad de llegar a la cumbre, a la perfección artística y profesional. Uno de los arquetipos de lo uraniano es el gitano. Y Camarón era gitano y nació con Urano en la casa 12, con lo que este operaba desde el inconsciente. Urano el mago, el genio... Rocío Jurado dijo que Camarón tenía un viejo dentro, en el corazón y en la cabeza. Ese inconsciente uraniano está muy bien representado por ese Urano en la casa XII. 
Sinastría de Paco de Lucía y Camarón de la Isla
   Nació un 5 de diciembre de 1950 cuando la Luna estaba en conjunción con Neptuno, el planeta transpersonal del sueño, lo trascendente, el autoengaño, el escapismo (que puede degenerar en addicicones). la compasión y el autosacrificio. Esa vocación crística que en otro artículo ya traté, lo que la escuela Huber llama la experiencia de Getsemaní tan característica de la conjunción Luna-Neptuno como instante cósmico (sea como posición natal o como tránsito), impregnó la vida de Camarón. Fue idolatrado como un Dios, algo que parece siempre detestó y que según su psiquiatra y amigo Marcelo Camus no le ayudaba porque no soportaba "el mundo normal", algo muy característico de los que tienen a Neptuno como planeta destacado. En su caso Neptuno está ligado a la Luna, al niño emocional, con lo que ese planeta transpersonal estaba personalizado. Y la luna (en árabe Al Kamaria) fue uno de los símbolos de Camarón junto a la estrella de David de los judíos. En el caso de Burce Springsteen también hablamos del dolor causado por la ausencia del padre y el papel compensatorio de la madre. En ese momento Cristo se siente abandonado por todos y se preludia el abandono final del padre en la cruz.
 La conjunción de Venus y el Sol, aunque también con Quirón, nos augura una perosnalidad seductora y artística, creativa ya que se encuentran en la casa V (hijos, amor y creatividad). Si tenemos en cuenta que Plutón es en la carta de Camarón el dispositor de la casa V en la que hay esta conjunción y el papel que el Saturno de Paco ejerce en la sinastría de la carta de Camarón vemos que ese encuentro permite que todo ese Sol y Venus se transforme por completo y Camarón alcance su momento más álgido de la mano de su amigo y compañero de signo solar, algo que no comento pues ambos fueron espíritus libres que encajan muy bien en lo sagitariano. Y en este caso su signo solar tiene características arquetípicas asociadas a su personalidad. Camarón brilló creativamente y su Urano en XII, dispositor de su casa VIII estaba en relación con el marte en Virgo de Paco.   

           La carta natal de Camarón comparada con la de Paco de Lucía es asombrosa. Pues tenemos a dos Sagitarios que además tienen Venus y Marte en conjunción, con lo que podemos ver que había entre ellos una relación de afecto que ni los malentendidos han podido destruir. Curiosamente Urano no está en buenos aspectos entre ambos pero si una conjunción de Saturno y Plutón. Y si Urano de Paco con la Luna de Camarón. También el Júpiter de Paco con el Sol de Camarón, una conjunción muy benéfica. Paco nació un 21 de diciembre de 1947 en Algeciras. Es ascendente Capricornio, cuyo regente es Saturno y tiene a la Luna en Aries, cuyo regente es Marte que se encuentra en Virgo. Con lo que Fuego, intuición y Tierra, sensación y practicidad, orden y perfeccionismo encajan bien con la perosnalidad de Paco que tiene un Saturno con buenos aspectos a Urano, el Sol y Mercurio. 
 Y lo más curioso el Ascendente y el Descendente con lo que podemos decir que lo Capricorniano de Paco se complementaba con lo Canceriano de Camarón. Como si ambas cartas fueran el reverso de la otra. Aunque ese Marte en la casa 6 tocando al Descendente (esdecir en conjunción con el Ascendente de Paco) nos augura esas discusiones y polémicas alrededor de lo material, pues Capricornio es un elemento de Tierra. Así pues los amigos llegaron a ser rivales a ojos de la gente por cuestiones de derechos de autor que no entraremos a comentar aquí. Aún así, la sinastría presenta más armonía que puntos en conflicto. La conjunción de Saturno y Plutón, ambos señores del karma, les obligaba a ambos. El uno a limitar al otro (Paco-Saturno) y Plutón a jugar con sus temores, Paco nunca escondió que el destino de Camarón era una advertencia ante los excesos.
Es claro también que Camarón tubo maestros pero no discípulos, fue un genio único, algo que encaja más con Urano. Al revés de Paco que fue maestro de guitarristas y que encaja con Saturno y Capricornio en su obsesión por la práctica durante horas y el perfeccionamiento técnico. Dejó un legado sin el que no puede comprenderse la guitarra flamenca hoy en día. 
Me parece especialmente destacable la conjunción Sol/Júpiter que promueve la camaradería, y tan frecuente en los matrimonios felices y afortunados. Buena para los negocios y en la que Júpiter (Paco) puede intensificar la autoestima del Sol (Camarón) y sacar a relucir sus mejores brillos, según Ronald Davison en su tratado sobre la sinastría. Algo parecido sucede en la conjunción de Mercurio y el Sol en al que se intensifica el conocimiento y las capacidades literarias. Algo que puede deducirse de la cita que encabeza el artículo y que es de uno de los más destacados biógrafos de Paco de Lucía. Es decir que la astrología o el análisis de la sinastría según parámetros astrológicos encaja con lo que explican los biógrafos. Como encaja en la decisiva, a mi entender, conjunción natal de Luna/Neptuno en la carta de Camarón para comprender ese fondo visionario y ese cante tan profundo que atraviesa el espacio y el tiempo para llegar a ser leyenda.





dilluns, 3 de juliol de 2017

EL SOMNI

EL SOMNI



Recordo aquell estiu que em va visitar un dimoni. Jo era a dalt les golfes, en companyia de la lluna plena en una calorosa nit agost. No podia dormir i mirava d’agafar el son llegint. Recordo que em va envair, primer amb sons, com xiulets, després amb paraules i pensaments absurds, vessant el seu verí a les meves orelles. Perquè t’entestes a llegir, què vols comprendre? Em va preguntar adoptant un to de veu femení i seductor. El món vull entendre, el món i la vida, vaig respondre. Ah, la vida... La vida és un instant, un crit ofegat en l’abisme, un intent grandiós d’escapar de les urpes de la mort. No llegeixis tant i surt a viure... No segueixis, li vaig etzibar. Surt de casa meva. No marxaré d’aquí fins que arribi l’alba. Ho deia de veritat. Va ser una nit llarga. 

Mercuri (Pierre Gilles)
Veus tot el què tens, a tot al que t’aferres? Tot et serà pres. No només moriràs tu sinó que un dia ho farà tot allò que estimes. Tot l’esforç que feu els homes és en va... Mig vençut li vaig respondre fingint seguretat: sé que morirem, que abans d’existir jo no hi era i després de morir no recordaré ni haver viscut. Que ha estat la meva vida doncs? Un somni, un truc? Les meves preguntes van deixar el dimoni un xic desorientat. De seguida es va refer i va contraatacar. No diguis que tot és un somni, em va dir. És ben real, tant la terra que trepitges com el tic tac que sents del rellotge. Però si saps que el teu temps és breu, així doncs, perquè t’afanyes en tot, perquè vas d’un lloc cap a l’altre i descuides les teves hores en tasques que no et fan feliç? Recordes la vella història del rei Mides i el Silè del bosc? 

La llegenda sobre la veritat del Silè ja me la coneixia li vaig respondre tot segur de mi mateix. Sé que, com deia el Silè, si no hagués nascut no tindria cap neguit, però s'oblida que tampoc coneixeríem cap alegria. El que us fa por als homes és l’eternitat de la mort, em va dir ara el dimoni amb una veu greu i tenebrosa. Tenia raó. Però si el temps és etern i la matèria caduca, fins i tot la mort pot morir. I si és així allò que ha mort necessàriament ha de tornar a viure, perquè allò que és per sempre no pot desaparèixer i per tant sempre existirà. Tu i jo seguirem xerrant eternament, li vaig raonar finalment. El sol ja s’intuïa i recordo que mentre la casa dormia la natura es despertava. La bellesa de l’alba era acompanyada pel cant dels ocells que trafiquejaven al jardí. El dimoni va fer una ganyota,  acomiadant-se i es va retirar vençut.



dissabte, 29 d’abril de 2017

Análisis de la Carta Natal de Joan I: un rey entre dos mundos (1350-1396)

Análisis de la Carta Natal de Joan I: un rey entre dos mundos (1350-1396)



Joan I (pintura de M. Monsalbe)
El 27 de diciembre de 1350 en el Palacio de los Reyes de Mallorca de Perpinyà, (en ese momento  una ciudad catalana dentro de la Corona de Aragón) nació el futuro rey de Aragón: Joan I. Era el día de San Juan Bautista con lo que podemos deducir que a la hora de recibir nombre pesó el de ponde al niño el del santo que estaba asignado al día de nacimiento. Eso parece algo extraño e infrecuente en la Casa Real de Barcelona, pues ese nombre, el de Joan, fue la primera y única vez que se puso a un rey. Por lo que deducimos que fue un acto asociado al santoral por el que los padres del niño, que eran Pere III el Ceremonioso y la temible Elionor de Sicília, escogieron ese nombre. Fue el azar pues quién eligió el nombre del niño.
     En 1351 su padre creó para el niño el título de Duque de Girona para dotar a Joan, su primogénito, de un título con el que, al estilo del Delfinato francés, se iniciara en las labores de gobierno. No podemos olvidar que su nacimiento fue una bendición para el reino, pues al ser un niño varón se solucionaron momentáneamente los episodios de revuelta de las Uniones Aragonesa y Valenciana provocadas por el conflicto sucesorio al querer imponer su padre Pere III a una niña, Constança, al trono aragonés, algo que contravenía las leyes del reino. Pere III el Cereminioso fue uno de los grandes organizadores de la corte medeival catalana y su conciencia de linaje fue tan elevada que creó un Panteón Real en el Monasterio de Poblet donde descansaran los reyes más importantes de la dinastia. 
Joan I ha pasado a  la historia como un rey tan amante de las letras como descuidado en los asuntos de gobierno, tareas que delegaba en su numerosa cúria, llena de personajes célebres como el humanista Bernat Metge, o su esposa, la intrigante y deliciosa princesa francesa Violant de Bar, una mujer de cuya fecha de nacimiento exacta no disponemos, y que sobrevivió a su marido y que dio mucho juego en el posterior Compromiso de Caspe (1410-12) que entronizó a la Dinastía Trastámara en el trono. 

Carta natal de Joan I (12:00 PM)
Joan I (conocido en catalán como "El Descurat" o "l'Aimador de la gentilesa") fue un rey cazador y músico, aficionado a las artes y la astrología. No disponemos de las cartas que Bartomeu de Tresbéns, el astrólogo oficial de su padre, parece que le encargo sobre sus hijos: Joan y Martí, que serían reyes de Aragón, los últimos del linaje barcelonés por vía masculina. Es una lástima no disponer de ellas porque seguro que tendríamos las horas de nacimiento, aunque fueran aproximadas y podríamos realizar sobre las cartas un análisis más minucioso, disponer de la distribución de casas y, lo más importante, del ascendente. 

La carta de Joan I nos indica que su signo solar es Capricornio. No parece que Saturno, amante de la disciplina, la creación de estructuras sólidas y duraderas, y también la rígidez y la austeridad sea un planeta que pueda asociarse al comportamiento de Joan I. Por lo que podríamos decir que no es una vida muy capricorniana la de Joan I. Así es. Fue un rey medio olvidado por la historia, juzgado severamente por la historiografía catalan y sólo su muerte temprana, en una cacería en Foixà (cerca de Girona el 19 de mayo de 1396) y su aparición literaria en Lo Somni de Bernat Metge le han rodeado de una auróla trágica que lo absuelve parcialmente de sus "pecados" como rey caprichoso y descuidado.  El historiador Rafael Tasis habla de su corte como fastuosa y miserable, se respiran en ella los efluvios de una dulce decadencia. Ese Sol capricorniano está mal aspectado por dos planetas maléficos, como són Saturno y Plutón, que estan en conjunción y que denotan su nacimiento en ese momento de crisis en pleno bajo medioevo: la época de la Peste Negra, las malas cosechas y las terribles guerras que asolaron Europa, como la conocida Guerra de los Cien Años, que estaba entonces en pleno apogeo. Joan I fue un rey con una salud delicada, sufrió varias enfermedades y tubo dos severos achaques de lo que pudo ser un ataque cerebral, el primero en iniciar su breve reinado, en 1387, y el segundo el que probablemente acabó con su vida en 1396, cuando cayó fulminado del caballo en una cacería, una muerte que llegó a generar todo tipo de habladurías y leyendas imposibles, como la que achaca a la visión de una gran y terrible loba su repentina muerte. Una muerte que coincidió con otra conjunción de Plutón, esta vez con Neptuno, y que conicidio con el Humanismo. Como escribe brillantemente Richard Tarnas en Cosmos y Psique (Ed. Atalanta) estas conjunciones de planetas sociales y transpersonales coinciden con las grandes crisis y renacimientos de la Humanidad. En este caso Saturno, el viejo orden, sacudido por las luchas por el poder (las nuevas dinastías, algunas de origen bastardo como los Trastámara en Castilla) y los ciclos destructores de Plutón, señor del Inframundo y de los grandes cambios. 

Firma de Joan I
En su carta vemos dos conjunciones más: la de Luna y Venus y otra de Neptuno y Marte, ambas en sextil la una con la otra. Ambas óbviamente pueden relacionarse con su afición a la música, el arte, el esoterismo y los animales fantásticos y legendarios. Joan quería vivir la Edad Media de los libros, no la política real que estaba más cerca del Renacimiento que de las leyendas altomedievales. Joan fue un hombre entre dos mundos, el interno y el externo, la Edad Media plena y el Humanismo. El alma medieval era mágica y no fáustica. Y Joan queria vivir en la magia medieval de Dante y no en la aburrida tarea de despacho y gestión polítca, a la que su padre dedicó su vida. Quizás Joan huyó de esa sombra paterna tan alargada. El fin de la dinastía catalana está marcado por grandes desgracias, y muchas muertes de niños prematuramente, crisis y roturas bancarias, caídas de casas nobiliarias antíquíssimas y el surgimiento de una nueva clase social ascendente: la burgesia. Fue un tiempo muy difícil y el resquebrajamiento del orden feudal. El triunfo de dinastías como la Trastámara en el Compromiso de Caspe obedece a la nueva estructura socioeconómica. 

Conjunción Luna-Venus en Sagitario: persona afable, cariñosa, orientada a la família, las artes. Naturaleza sociable hipersensible, buscadora de la paz a qualquier precio, busca agradar a sus semejantes. Estimula la cortesía y el gusto por el arte. Teniendo en cuenta el apodo de "Aimador de la gentilesa" (amador de la gentileza) que la historiografía ha dado al rey Joan I vemos como esa subpersonalidad fue dominante en su carta, más que ninguna otra quizás. Está opuesta al Nodo Lunar Norte o cabeza de dragón en Géminis, así que esa conjunción esta conjunta al nodo lunar sur, lo que debemos dejar atrás. Así pues, esta conjunción le dio un excesivo apego emocional al pasado y le dificultó ir hacia el conocimiento más pragmático de Géminis y el severo Sol de Capricornio. 

Respecto a la conjunción Marte-Neptuno vemos lo que dice el astrólogo Segundo Ruiz y que a grandes rasgos encaja con gran parte de lo que los historiadores modernos consideran el balance general de un breve y descuidado reinado en la atmósfera de una dulce decadencia entre banquetes y acordes musicales, rodeado de astrólogos y esa fascinación por animales y bestias fantásticas:

La influencia de Marte transforma al espiritual y sensible Neptuno en un templario o un caballero andante. Y el nativo se identifica con los héroes legendarios o con el justiciero don Quijote, lanza enristre. Son visionarios que luchan por transformar sus sueños en realidad, personas que desean luchar y trabajar para ayudar a sus semejantes, a los marginados y desprotegidos, para salvarlos y redimirlos, ya que se identifican con ellos. En otros casos, ellos mismos serán quienes se sientan víctimas de injustas agresiones de la vida o de otras personas. También por la vinculación de Neptuno con el mar, lo vemos en marineros y en personas que luchan en la armada. Marte es un planeta guerrero, mientras que Neptuno potencia la intuición genial. 

   Quienes nacen bajo esta combinación tienen un carácter romántico y a menudo una fuerte inclinación espiritual. La actividad o la lucha tienden a dirigirse hacia asuntos poco prácticos o poco mundanos. El hombre con este contacto luchará por asemejarse a un determinado ideal masculino, y la mujer buscará un homre que personifique ese ideal. Pero si la unión de estos planetas se da en individuos inferiores y aemás recibe malos aspectos, estos sujetos pueden seguir un  mal camino o dejarse arrastrar por los más sórdidos instintos y pasiones; pueden caer en la bebida o en la droga, vivir una existencia marginal o terminar en la cárcel. También existe el peligro de que adopten un comportamiento sadomasoquista, atrayéndose de forma inconsciente sus propias tribulaciones. 

   Estas personas están llenas de proyectos, pero a veces quieren abarcar tanto, que finalmente se dispersan. Idealizan la fuerza y los valores masculinos y tratan de ofrecer ante los demás esa imágen, pero en realidad son personas en extremo sensibles, humanas y bondadosas, y su verdadera fuerza reside precisamente en esos valores que tratan de esconder o de los que querría renegar. Son también gente que tiene idealizado en alto grado el amor y la sexualidad, a la que conceden un carácter místico.

Foixà, donde murió Joan I durante una
cacería, parece que víctima
de una trombosis súbita
Después de observar su carta natal parece que pesaron en él más las otras subpersonalidades que el destino solar, al que quizás faltó tiempo y suerte para desarrollar en su vida.  En el fondo Joan I nos despierta la más honda empatía pues fue un hombre doliente, supersticioso, generoso y atormentado en su fuero interno que pasó su vida como buenamente pudo. No estaba hecho para ser rey, ni física ni mentalmente, en un tiempo tan crítico y tras un reinado tan convulso como el de su belicoso padre, un hombre con quién tubo fuertes disputas, y con cuya sinastría hay numerosas cuadraturas y opsiciones. Incluso en lo astrológico ambos tenían concepciones distintas: Pere III era más virginiano y Joan pisciano y neptuniano. A pesar de su signo solar de tierra era un hombre de talante oscurantista que creía en todo tipo de maldiciones y burjerías. Es conocida la disputa que ambos tuvieron por el caso de una mujer valenciana a la que Joan I acusaba de haber matado a una distancia de más de 500 kilómetros a su pretendienta, Joana de Valois. Pere III era un rey cuyo uso de la astronomía y astrología era un añadido a una política militar expansiva y centrada en las tareas de gobierno. De hecho su carta encaja mucho con su signo Virgo: ordenado, constructor, perfeccionista hasta el detalle, y protector de su entorno más cercano, especialmente con su hija Constança. Pere III fue un rey de hierro, vengativo y colérico, pero la época se lo pedía. Pero ya hablaremos de su carta más adelante.







dimecres, 26 d’abril de 2017

Sinastría de Salvador Espriu y Bartomeu Rosselló-Pòrcel: la poesía como lenguaje del alma

Sinastría de Salvador Espriu y Bartomeu Rosselló-Pòrcel: la poesía como lenguaje del alma 

“M’exaltaré damunt els horitzons” (Me exaltaré por encima de los horizontes)

“I només jo, assegut damunt el cim, /intel.ligència als ulls damunt les coses” 
(Y solo yo, sentado en la cima, /inteligencia en los ojos encima de las cosas)

B. Roselló-Pòrcel

Bartomeu Rosselló-Pòrcel
El 3 de agosto de 1913, bajo el signo de Leo (el signo de fuego por excelencia) nació el poeta mallorquín Bartomeu Rosselló-Pòrcel. Promesa de las letras catalanas y símbolo de una generación perdida, pues murió de tuberculosis el 5 de enero de 1938 en El Brull, Osona, donde se trataba de recuperar de la enfermedad que se lo llevaría prematuramente. A pesar de que su obra fue corta la estela de su poesía todavía perdura. En parte por su amistad con Salvador Espriu, uno de los grandes referentes de la literatura catalana. El fuego es el gran elemento alquímico de la obra porceliana. Y el fuego tiñe su carta natal, pues nació con una conjunción de Mercurio (planeta asociado al conocimiento y la inteligencia, Hermes, el mensajero de los Dioses) y el Sol (la expresión más pura del alma, la chispa divina), que está en domicilio en el signo de Leo. Ambos aspectos (la inteligencia asociada al fuego y la exaltación por encima del horizonte) encajan en los fragmentos poéticos de Rosselló-Pòrcel. Aunque hay que señalar que este conjunción estab en oposición a Urano, lo cual puede indicar una personalidad tortuosa, excéntrica o un genio mal dirigido. Algo que Espriu parece entrever cuando dice de Pòrcel: 

“[…] i cremes […] en la flama imitada del teu cervell”
"[...] y quemas [...] en la llama imitada de tu cerebro"

De la carta natal de Bartomeu hay que destacar una poderosa conjunción de Venus y Plutón, fusión del  astro del amor y del planeta de la muerte y el Inframundo, que entonces aún estaba por descubrir. Esta conjunción es, según el certero astrólogo Segundo Ruiz, una combinación que predispone un intenso erotismo, magnetismo personal, a grandes obsesiones sentimentales, que pueden ocasionar celos, juegos de poder, e incluso llevar a la muerte por amor . Espriu recuerda que le gustaban las mujeres bonitas. También fascinó a otro poeta de su época, el igualadino Joan Llacuna. Hay que destacar su poblada casa de Géminis, propia de escritores ya que es un signo de comunicación por excelencia regida por Mercurio. La conjunción de Lilith, la Luna Negra con Quirón en Piscis, propia de la generación de esos años, nos induce un punto algo fatalista al estar en cuadratura con Saturno en el signo de Géminis. Como dijo Salvador Espriu, que tenía la misma, al referirse a la Guerra (In)Civil Española: 

"al iniciarse la guerra civil, yo me sentía republicano y partidario del concepto de una España federal. Por tanto, no deseaba entonces, ni deseo ahora, el enfrentamiento sino la concordia. Sufrí mucho, espiritualmente, porque sufrí por ambos bandos."  
Fuente: Salvador Espriu, La pell de brau, Madrid, Cuadernos para el diálogo, 1968, p. 174.

Ese sufrimiento aparentemente abstracto se concreta en la separación, por culpa de sus diferencias políticas, entre Espriu y Rosselló-Pórcel. Dirá Espriu comentando Las horas de Josep Pla: "Rosselló era de la llamarada y yo no. Él quería que ganara un bando para hacer limpieza. Yo era partidario de una reconciliación. " Y también:" Rosselló era muy comunista, y yo no lo soy nada. Si ahora estuviera vivo y nos viéramos ni nos hablaríamos.". Y en el mismo libro, y quizá en un tono más general Espriu se lamenta: "Hicimos envenenar la [vida] de los que más queríamos."

Sinastria de B. Rosselló-Pòrcel
y Salvador Espriu
La sinastria (combinación de cartas natales) con Salvador Espriu es bastante explicativa de la buena relación que ambos construyeron brevemente y que el destino no permitió continuar, pues la enfermedad, la guerra y la muerte (tres de los cuatro jinetes del Apocalipsis) los separaron. De entrada es una relación entre personas nacidas en la misma época del año, verano de 1913, un año antes de la I Guerra Mundial. Pero esta proximidad natalicia no implica siempre que dos cartas deban ser armónicas pues tienen ascendentes diferentes muy probablemente y si bien es evidente que los lentos planetas transpersonales (Urano, Plutón, Neptuno) e incluso los sociales (Júpiter y Saturno), que tampoco varian mucho en un mes de movimiento forman aspectos con elementos que si cambian de posición más rápidamente: Sol, Luna, Mercurio, Venus y Marte. Además que cada persona puede expresar de forma diferente cada uno de los planetas o optar por algunas de sus subpersonalidades desechando otras que esten presentes en la misma carta.  Y en esos aspectos personales se ve que la sinastría es maravillosamente complementaria. Abundan los trígonos, aspectos positivos de 90º, semisextiles, las conjunciones (en especial la de Marte -Bartomeu- y Venus -Espriu- con una diferencia de un grado, planetas que reflejan siempre un grado de afecto amoroso, sea carnal o no, entre dos personas cuando se encuentran en conjunción). Además Plutón, el gran transformador aspecta a Venus y Marte, por lo que está claro que hay una gran capacidad de alumbrar algo nuevo a través de esa relación. En cualquier manual de sinastría se nos enseña que esta conjunción es muy relevante a la hora de leer una sianstria, pues tradicionalmente se asocia al amor, además ambos planetas estaban en trígono con Urano, lo cual aporta chispa, novedad, fascinación, tensión eléctrica, pero no estabilidad en una relación, sea de pareja, amistad o profesional. A este respecto hay autores como Galves que han defendido una posible atracción entre ambos, dada la soltería eterna de Espriu, y otros, en cambio, como Pons, un reciente biógrafo de Espriu, que asegura que: "Descarto totalmente la relación homosexual de Espriu y Rosselló-Pòrcel porque no tuvieron tiempo, primero debían haber asumido su homosexualidad y después practicarla, y en esa época eran cuestiones difíciles." Aunque reconoce que: "la admiración mutua era muy grande". Una tesis que es más que plausible y que recordaría a la pareja Lorca y Dalí. Los que estudian este tema en la literatura catalana ya tienen ahora un punto de vista nuevo para comprender la relación entre Espriu y Rosselló-Pòrcel, que a la vista parece muy armónica (Venus, Marte, Sol, Júpiter, probablemente la Luna); contingente y transformadora (Venus y Plutón, lo que yo llamo amor plutónico) aunque difícil respecto al Karma y Destino (Saturno, Luna Negra, Quirón y el Nodo Lunar, con sus respectivas cuadraturas).
Detalle de las conjunciones y aspectos,
especialemente Marte y Venus en Géminis
Polémicas aparte, en general pues la sinastría es muy buena. Y que la única cuadratura procede de la conjunción Plutón-Venus, antes reseñada, y de ese Saturno que compartían y que se relacionaba pésimamente con esa conjunción Quirón, Luna Negra en Piscis. Así pues esa relación ambivalente, entre el amor y el odio que antes hemos apuntado a partir de fragmentos de Espriu, que es el único que vivió y puede dar su versión de la relación parece que aumentó con el tiempo pues el recuerdo es tan traicionero como el tiempo. Hay que señalar que al desconocer la hora exacta de nacimiento  (se ha usado en ambos las 12 horas como referencia) no permite conocer una distribución de casas, ni el ascendente y las lunas podrian ofrecer aspectos distintos que podrían matizar, y bastante la sinastría de las cartas. Aún así el Sol de Espriu está en trígono con ese aspecto pisciano, en ambos hay una inquietud mística y una fascinación por la muerte que quizás era un ejercicio de exorzicación de esa inquietante presencia, ese fatalismo profético, de Pòrcel en su poema Ronda amb fantasmes (Ronda con fantasmas):
Manuscrito de En la meva mort
(En mi muerte)

“Viuré l’hora impura de les aspres angúnies mudes, amb la por de morir tot sol en el carrer.”
"Viviré la hora impura de las ásperas angustias mudas, con el miedo de morir solo en la calle."


La obra de Espriu, que contiene según los estudiosos, elementos de la cábala judía, lo cual lo liga con toda la tradición occidental universal, explica la fascinación que pudo ejercer un poema como Imitació del foc (Imitación del fuego), poema que Porcel le dedicó, en alguien como él en su juventud. Pòrcel se revela como un autor elegido para llevar un mensaje. Y sumado a la sombra profética de una muerte que le acechaba, tal y como aparece en su poema En la meva mort (En mi muerte) que contiene versos de una belleza difícil de explicar, però muy propios de Piscis: el miedo a la disolución del Ego en el Todo. 


Hay otro poema de Rosselló-Pòrcel que capta ese dinamismo entre el optimismo y el vigor leonino y el pesimismo de Piscis, esa dinámica tan heraclitiana del fuego que lucha por no extinguirse, siempre vivaz, siempre al borde de desfallecer, pero eterno como el mismo mundo. Ese intento de Union Mística, de trabajo alquímico, de síntesis entre contrarios, en la lucha por integrar al Todo fluye del río de Heráclito y la eternidad del Ser plasmada en el lenguaje, como instrumento divino puede captarse en este magnífico fragmento de El captiu (El cautivo):


Per mi t’atansaràs                                                         Por mi te acercarás
al riu encès que passa,                                                  al río encendido que pasa
a la llum que defineix les coses                                    a la luz que define las cosas
que han estat donades als noms,                                   que han sido dadas a los nombres

 Segun Roberto Mosquera: "El fuego es en Rosselló la máxima expresión de la pureza, el dinamismo y la ascensión. Es el contraste a la oscuridad, la caída y la muerte. ".  Veamos el final del poema A Mallorca durant la Guerra Civil dentro de la tercera parte (Rosa Secreta) de Imitació del foc (Imitación del fuego):

Tota la meva vida es lliga a tu, 
com en la nit les flames a la fosca. 

(Toda mi vida se liga a tí,
como en la noche las llamas a la oscuridad)


Como vemos el fuego es omnipresente en la breve obra porceliana. Es evidente que Pòrcel era portador de una verdad trascendente y que estaba "tocado" por el fuego del espíritu. Y que él era consciente de ese destino. Como ejemplo este fragmento de El captiu (El cautivo) directamente traducido:

Alba sin ángeles, sin pájaros,
alba de cristales y de voces,
horno apagado,
entre los muros de los sueño y la vía
de la batalla temblorosa.
Yo soy el héroe de esta verdad
y me enderezaba, increado, puro,
para cantar mi himno ...


Salvador Espriu tubo veleidades por la Egiptología en su juventud y vio su ambición frustrada por la guerra. Embelesado por Egipto, la gran civilización del Sol, Salvador no podía dejar de percibir esa energía ígnea de Pòrcel a pesar de la pobre descripción que hace de su amigo Bartomeu ya casi en los años cincuenta, cuando el tiempo ya había pasado y la gris ceniza de la posguerra lo había cubierto todo, incluso el recuerdo de aquellos sueños de juventud:

"(Pòrcel) Era de constitución física frágil, nervioso por herencia materna, de boca grande y con facilidad risueña, el cráneo grande, de estatura media, rosado y de ojos azulados. Llevaba gafas, que "ayudaban" su tipo de intelectual. "

"De las cualidades del mármol, desde un rostro de vencido rebelde, no devolverá a ninguna oreja una voz viva, no se enderezará la carne contra el olvido. Veo un hombre joven y nervioso, muy noble, bueno y suficientemente inteligente para parecer sencillo."

O más adelante en una chanza respecto a su origen, en una charla de homenaje el 6 de diciembre de 1984, donde Espriu parece más severo, incluso despectivo, dada la gran desigualdad social entre ambos, pues él era hijo de un notario y de família conservadora:

Hijo de don Vicente, un pobre merchante (creo) de exiguas mercancías, y de la señora Francesca, una "mujer de su casa" (de la que el chico estaba muy emmarado), y discípulo predilecto de Gabriel Alomar.

Aunque era difícil que Espriu reconociera entonces a ese amigo de juventud más virtudes pues todo se había desdibujado con el tiempo y esa incierta gloria de un día de abril era ya muy lejana. Espriu era hombre de cementerios y quizás no estaba para recordar con nostalgia lo que el viento se llevó. Quizás era más fácil fingir que ya no le importaba tanto.


Expedición universitaria de 1933 a Egipto
En 1933 ambos habían participado, en plena primavera republicana, en el conocido crucero por el Mediterráneo junto a destacados miembros de la intelectualidad madrileña y barcelonesa.  Egipto fue sin duda un momento especial en sus vidas, pues todo viajero guarda un recuerdo imborrable de ese paisaje tan lleno de historia. Los hijos del sol volvían a casa. Volviendo al análisis más astrológico, podemos decir que tener en una carta natal el Sol en Leo en conjunción a Mercurio es algo que ya imprime mucho carácter de fuego al nativo. Si le añadimos la más que probable Luna en Leo, que en función de la hora de nacimiento de Pòrcel, que desconozco, podria estar muy probablemente en conjunción al Sol y Mercurio formando un Stellium (conjunción de tres o más planetas) que de por si ya justificarían un poema como Imitació del foc (Imitación del fuego). Un fuego tan lleno de imágenes místicas y donde resuena la tradición luliana, con quién compartían orígenes mallorquines. 

También es evidente que en marzo de 1936, en plena oposición de Saturno (el viejo orden, la restricción, la vejez y la muerte) estaba en oposición a Neptuno (planeta del misticismo, las utopías, el autoengaño, la compasión universal) coincidía con la cuadratura de Urano sobre Urano natal y el tránsito del Nodo Lunar del destino sobre Júpiter en su carta natal. Y es entonces cuando Porcel escribe En la meva mort (En mi muerte), publicado posteriormente dentro de Imitació del foc (Imitación del fuego):

 “Inútil desesper del vespre! L’alba s’acosta ja amb l’espasa, i l’ardor temerari que m’encén allunya les estrelles.”

"Inútil desespero de la noche! El amanecer se acerca ya con la espada, y el ardor temerario que me enciende aleja las estrellas. "

Dos años más tarde Espriu que conocía los temores de su amigo responde preguntado por Marià Manent acerca de la muerte de Rosselló-Pòrcel en enero 1938, cumpliéndose el fatal augurio realizado por el propio poeta años antes. Como sucede con Antonio Machado y su poesia, su creación artística prefiguró su destino, en una danza sincrónica difícil de explicar desde la casualidad o la causalidad: 

“Morí a l’endemà, a mitja tarda, sol, sense coneixement.”
"Murió al día siguiente, a media tarde, solo, sin conocimiento."



CODA

Cuando a medianoche se escuche
pasar una invisible comparsa
con música maravillosa y grandes voces,
tu suerte que declina, tus obras fracasadas
los planes de tu vida que resultaron errados
no llores vanamente.
Como hombre preparado desde tiempo atrás,
como un valiente
di tu adiós a Alejandría, que se aleja.
No te engañes no digas que fue un sueño
No aceptes tan vanas esperanzas.
Como hombre preparado desde tiempo atrás,
como un valiente
como corresponde a quien de tal ciudad fue digno
acércate con paso firme a la ventana,
y escucha con emoción -no con lamentos
ni ruegos de débiles- como último placer,
los sones, los maravillosos instrumentos de la
comparsa misteriosa
y di tu adiós a esa Alejandría
que pierdes para siempre.
CAVAFIS, El dios abandona a Antonio


dimarts, 18 d’abril de 2017

Sinastria de pareja de F. Nietzsche y Lou Andreas-Salomé: una perspectiva astrológica del amor como camino al conocimiento

Sinastria de pareja de F. Nietzsche y Lou Andreas-Salomé: una perspectiva astrológica del amor como camino al conocimiento 

"Oh tú que con dardo de fuego el hielo de mi alma has roto!"
La Gaya Ciencia, F. Nietzsche

“¿En virtud de qué estrellas hemos ido a encontrarnos los dos aquí?”
Palabras de Nietzsche en presentarse a Lou Andreas-Salomé 

Lou Andreas-Salomé
Dijo Napoleón que los hombres verdaderamente brillantes eran como meteoros destinados a iluminar las tinieblas de su época. Nietzsche, gran admirador del genio corso, fue un meteoro que produjo un gran impacto, incendio y devastación en las letras y el arte durante el siglo XX. Y su sombra sigue allí. Y no creo que sepamos vencer tan fácilmente esa sombra que, como la de Buda en las cuevas, seguirá proyectándose durante siglos. Reza el tópico que detrás de todo gran hombre siempre hay una gran mujer. y en este caso el tópico se repite. Su madre y su hermana no fueron esa gran mujer, pero si lo fue la poetisa rusa, liberal y pionera del feminismo en el sentido práctico: Lou Andreas-Salomé. ¿Estás dispuesto a dejarte romper por dentro?, decía proféticamente a sus futuros partenaires. Dejó un reguero de amantes, y aunque se casó tubo romances con gente como Rilke o colaboró con Sigmund Freud. Se ha escrito de ella que era “dueña de un impulso vital, audaz y ciego” y que ella dijo de sí misma: "¿Por qué mis actos más espontáneos han provocado tanta desdicha?". Como vemos a lo largo del tiempo vió el abasto y las consecuencias de su actos, del karma generado. Desconocemos su hora exacta de nacimiento con lo que su carta natal es incompleta ya que desconocemos ascendente y distribución de casas. 

Nacida el 12 de febrero de 1861 era hija de un general del zar de Rusia Alejandro II, un hombre dedicado a los grandes valores del siglo XIX: Dios, la Patria y la família. Los ideales burgeses que Nietzsche dedicó su vida a demoler hasta los cimientos, para combatir según el filósofo el fantasma del Nihilismo que iba a provocar la Muerte de Dios. Aunque probablemente Nietzsche formó parte de ese Nihilismo que tanto dijo combatir. Y quién sabe sinó fue su más grande profeta. Aunque esa pregunta la dejaremos a los filósofos.
Su obra, tan genial como prueba de un fracaso personal convertido en monumento al vitalismo, sigue siendo de actualidad, y puede que  lo sea cada vez más. Profeticamente escribió: "quizás en el año 2000 pueda ser comprendido"“Friedrich era ante todo una personalidad religiosa. Sólo comprendiéndolo será posible arrojar algo de luz sobre el sentido profundo de su obra, de sus sufrimientos y de sus apoteosis”, recordava Lou. De su primera impresión recuerda su aspecto impoluto, su miopia y sus finas y hermosas manos, 
Se conocieron en Roma durante la primavera de 1882. Un año después Nietzsche publica su gran obra Así habló Zaratustra, su texto más complejo y enigmático, cargado de simbolismos, metáforas. En abril de 1882 los tránsitos para Roma indican que Júpiter y Neptuno estaban en conjunción en Tauro (grado 27) y Saturno y Neptuno también en Tauro (grado 12 y 15 respectivamente). Venus estaba en el grado 2. Una primavera tauriana, un momento excpecional en el cosmos, singular único e irrepetible. Aunque Nietzsche con su Eterno Retorno no estaria de acuerdo con eso quizás. Seria muy interesante analizar los tránsitos sobre cada una de las cartas natales. Pero eso ya es material para otro artículo. Pero vemos que Venus estaba en conjunción con el Plutón de Lou. Nietzsche que tenía en su carta natal la fatídica oposición Sol-Plutón, que era el regente de su Ascendente y tenia en buen aspecto (sextil) con Neptuno, lo cual le bendijo con esa gran capacidad profética y visionaria de la conciencia colectiva era un buen avatar para esa Perséfone que era Lou Salomé. Ambos iban a viajar  al Hades a buscar sus almas. 

Lo que trataremos de comprender es la sinastria de pareja (yuxtaposición de las cartas natales de F. Nietzsche y Lou Salomé) entre estos dos grandes personajes de la cultura occidental en una relación que cambió el curso de las letras y el arte. En honor a la verdad habria que añadir la del poeta Paul Reé, con quién configuraron un triángulo de inspiración, celos entre tanto genio, locura y melancolía. Querían fundar una pequeña comunidad de espíritus libres que convivieran juntos en París. La cosa no funcionó. Lou se casó con un hombre con quién solo convivia, Nietzsche acabó solo y Reé Reé se quitó la vida mucho más tarde, un suceso que a pesar de que ya no tenian relación la impactó y la llevó a una profunda depresión de la que ella salió con ayuda psicológica. Parece que estaba más interesada en Paul que en Friedrich, y siempre lo estuvo. Estaria bien analizarlo globalmente. Pero no da para tanto la vaca y nos limitaremos al análisis de ellos dos, entre otras cosas porque Nietzsche fue el más importante de los tres. Sus palabras en más allá del bien y del mal, escrito en 1886 son bastante elocuentes como podremos ver:

"Siempre hay algo de locura en el amor. Pero también hay siempre alguna razón en la locura."

"Lo que se hace por amor siempre está más allá del bien y del mal".

Una de las dos
míticas fotos del
 triangulo: Salomé, Reé y
Nietzsche
1-De entrada vemos como el Sol de N. está en sextil con Júpiter, lo cual propicia la camaradería, respeto  y cuadratura al Nodo o destino de Lou. Por lo que vemos que era un matrimonio muy difícil en una mujer consciente de su destino de perfeccionamiento y continuo aprendizaje. En caso de haberse casado con un hombre tan genial como Nietzsche probablemente habría acabado como tantas esposas de hombres brillantes en ese tiempo: como Harriet Taylor o Mileva Maric, ensombrecida por un gran hombre. En esta línea el individualista Urano de Lou estaba en oposición a la Luna y al Nodo Lunar Norte de Nietzsche. Así que el destino debía unirlos por un tiempo, pero dificultaba una unión para toda la vida. De echo probablemente nunca tuvieron más que besos y abrazos por lo que se deduce de al biografia de Lou. 
2-Conjunción doble de Venus con Saturno: Difícilmente se puede dar en una sinastria tal conjunción. Y ambas con diferencia de un grado. Segun Ronald Davison (autor del libro Sinastria: Comprender las relaciones humanas a través de la astrologia de Ediciones Obelisco) esta relación tiende a favorecer una relación a largo plazo ya que Venus admira la integralidad y formalidad saturninas. Venus es el amor que escoge lo útil, lo bello, el amor platónico en el sentido original. Pero no promete momentos de éxtasis. Y también la rigidez de Saturno impide demostraciones de afecto. Es evidente que Lou y Friedrich eran muy jóvenes y llenos de complejos heredados de una infancia traumática debido a la pedagogia y educación represiva del siglo XIX, algo que no empieza a cambiar hasta el florecimiento de la psicologia en los círculos de Viena y Estados Unidos. 
       Es un indicador de una relación de aprendizaje mútuo, ya que Venus ve las limitaciones y peligros de sus encantos y Saturno la frialdad y la excesiva demanda que ejerce sobre el otro. Nietzsche escribió: "Lou está preparada como nadie para la parte de mi filosofía silenciada hasta ahora...". 
3-Conjunción de Plutón con Marte y Plutón en trigono con Venus: un Plutón amenazante de Nietzsche en Aries en conjuncióin a Marte, cuadratura al Nodo Lunar Norte de Lou y en buen aspecto con Júpiter y Luna nos indica que estamos en una relación transformadora. Según Davison Marte puede sacar a relucir todos los impulsos y deseos físicos reprimidos de Plutón. En este caso la frase de Nietzsche sobre el dardo de fuego que derrite el hielo del alma encaja como un guante. A veces a la astrología se le puede hacer decir cualquier cosa, pero quién haya experimentado una relación plutoniana (con Venus y Marte por medio) no lo olvidará jamás. Y eso no pude forzarse en una sinastria porque la carta es un hecho empírico, un dato no una interpretación. Y una doble conjunción como la anterior o como esta no puede manipularse. Es un aspecto que promete indagación, profundidad, deseo pero no promete felicidad sinó conflicto, lucha de poder y agresividad. Recordemos las palabras de Lou Salomé acerca de los instintos sádicos de Nietzsche. Recordemos ese Plutón en oposición al Sol de la carta del alemán y sus versos en el Anticristo, obra loca de un filósofo loco que se volvió loco. Loco de amor quizás...

¿Qué es lo bueno? Todo lo que eleva en el hombre el sentimiento de poder, la voluntad de poder, el poder mismo.
¿Qué es lo malo? Todo lo que proviene de la debilidad.
¿Qué es la felicidad? El sentimiento de lo que acrece el poder; el sentimiento de haber superado una resistencia. No contento, sino mayor poderío; no paz en general, sino guerra: no virtud, sino habilidad (virtud en el estilo del Renacimiento, virtud libre de moralina). Los débiles y los fracasados deben perecer; ésta es la primera proposición de nuestro amor a los hombres. Y hay que ayudarlos a perecer.
¿Qué es lo más perjudicial que cualquier vicio? La acción compasiva hacia todos los fracasados y los débiles: el cristianismo.
El Anticristo, F. Nietzsche

En la relación entre Venus de Nietzsche y el Plutón de Lou vemos como el inicio de la relación fue muy positivo, lleno de promesas, ternura, y con una conciencia del poder sexual del otro ya que genera atracción irresistible, y que incluso puede llevar a atenciones no deseadas (Nietzsche le pidió matrimonio en las primeras citas) lo cual concuerda mucho con la relación atractivamente fatal que mantuvieron. En la cual la incompleta realción carnal les mantuvo en una relación platónica, tan  divina como demoníaca. Nietzsche pasó del amor al odio, sacándo de si sus peores palabras que no reproduciré aquí. 

Podríamos trabajar más aspectos, algunos de muy positivos como la fascinación del Sol de Lou por el Neptuno en buen aspecto de Nietzsche; la relación de Venus (él) y Marte (ella), la conjunción Neptuno Júpiter por ejemplo, que daban otras posibilidades a la pareja. Pero es bastante relevante lo encontrado en estos tres densos puntos. Plutón en una relación siempre transforma aunque quizás no de estabilidad. Puede haber creatividad y descubrimiento, pero engendrados por el dolor de la imposibilidad del amor. Es muy interesante la película húngara basada en el libro del mismo nombre de Irvin D. Yalom llamada El día que Nietzsche lloró que pueden enontrar completa en youtube. Verla no le dejará a nadie indiferente.